Entradas

¿Cómo te llevas con tus sombras o «grietas»?

A lo tonto y a lo bobo, nos hemos comido el año casi sin darnos cuenta o al menos, así me lo parece a mí.

 

¡Es alucinante cómo corre el tiempo!. Hace unos días, estábamos despidiéndonos de esos últimos rayos de calor del verano y hoy ya estamos inmersos/as de lleno en villancicos, luces que adornan nuestras calles, cenas o comidas de trabajo, con amigos y en breve, con la familia, compras de regalos y un sinfín más de detalles que envuelven la Navidad.

 

Esta es una época dónde puede ser que ejerzas de anfitrión o anfitriona preparando esa cena de Navidad o de Fin de Año, que asistas junto a tus colegas de siempre a esa estupenda Fiesta de Nochevieja con la que llevas soñando hace tiempo o que estés preparando, con especial entusiasmo y mimo, esos Reyes Magos o Papa Noel buscando el regalo perfecto para cada persona que te rodea.

 

Estos son solo tres ejemplos típicos que se pueden dar, entre otros, en esta época del año. Los mismos, me van a servir como punto de partida o excusa para plantearte una serie de cuestiones y que reflexiones sobre ello para finalizar este año.

Leer más

Utilidad de preguntarte, ¿quién soy?

La cuestión que hoy te planteo, ¿quién soy?,  tiene mucho que ver con esa expresión de tu estilo personal desde tu imagen real. Cómo pudiste ver, el vestuario adquiere ese poder personal si a través de él, se expresa tu identidad y para ello, existe una parada obligatoria y es el conocerte.

 

Por tanto, hacerte esta pregunta es algo básico para empezar a trabajar en la conexión entre tu interior y tu exterior. Profundizar en ella y darla respuesta es clave para unir fondo y forma. La otra dimensión, el cuerpo, va a ser clave, ya que este nos va a indicar si vas por buen camino. Es el vehículo de comunicación entre ese fondo y esa forma.

 

Quizá sea de las cuestiones más difíciles de responder y no es algo de un día. Eres quién eres por todas las experiencias, tanto positivas como negativas, que te han ido pasando, por cómo las han afrontado, por las circunstancias de tu vida, por las personas que te han rodeado, por la educación recibida y así podíamos seguir con un sinfín de matices más.

Leer más

Los 7 Estilos Universales, más allá de modas y tendencias

Es común y máxime en el tiempo que estamos de cambio de estación, aunque por momentos no lo parezca, aprovechar el fin de semana para hacer esas compras de aquellas prendas y/o accesorios que, tras echar un ojo al armario, echas en falta.

 

Cómo te puedes imaginar y teniendo en cuenta el recorrido que hemos ido haciendo en las últimas semanas, ahora lo que toca, tras esa limpieza de armario consciente, seguido de esa reflexión que te proponía sobre si lo que necesitas para conectar contigo y crecer es llenarte o vaciarte, es que hagas un shopping consciente  e inteligente. ¿Para qué? Para que si decides comprar, compres desde tu esencia, desde aquello que te define y te hace ser tú, más allá de modas y tendencias.

 

Llegado a este punto, no se me ocurre mejor forma, para cerrar esta trilogía, que la de ofrecerte algunas pistas para que si decides llenar tu armario con alguna prenda, lo hagas metiendo en él algo que hable de ti, de tu identidad. Es decir, que esa prenda u accesorio que compres deje ver quién eres de verdad, que exprese, en todo momento, tu estilo personal.

 

Ya lo dijo Coco Chanel, “la moda pasa, el estilo prevalece”

Leer más

¿Tu ropero refleja quien eres?

Ya estamos en Mayo, ¡por fin!. Aunque me doy cuenta al escribir que no es Mayo lo que me da esta alegría, si no el hecho que ya empieza a hacer calor.

 

Creo, además, que esta sensación será compartida por much@s de vosotr@s. Hablando con gente de distintos círculos que me rodean, al final, había una conversación que acababa saliendo y era la del cansancio por tantos días grises, fríos y con lluvia. Necesitábamos este cambio para que la energía se renovase.

 

Y si hablamos de renovar, de calor, de cambio y de energía, hay algo que está palpitando en tu casa con ganas de que le hagas caso y ese es, tu armario.

 

¡Sí, toca ya! Estamos en cambio de estación, y por tanto, es el momento de hacer ese cambio en tu ropero. Lo puedes hacer sin más o aprovechar para hacer una limpieza que no solo se quede en la ropa, sino que vaya un paso más, y a la vez, te “limpies” tú.

Leer más

¿Qué te puede aportar el Coaching de Imagen en tu práctica deportiva?

Hace unas semanas, en post anteriores, te presenté lo que era la Cognición Corpórea y la Cognición Atávica y cómo ambas influyen en la forma que tienes de comprender, pensar, sentir o percibir el mundo.

 

La primera, en tanto que tu cuerpo al moverse y experimentar esas sensaciones corporales va configurando tu estilo de pensamiento, es decir, refleja en cierta forma, tu manera de pensar y sentir.  Y al revés,  tu forma de pensar, va a terminar influyendo en tu corporalidad, en la forma que tienes de moverte.  Mente y cuerpo se retroalimentan.

 

La segunda, nos habla de los efectos que genera el vestuario, ya sea por sus colores, texturas, materiales, estampados, estructura, etc, sobre tu estado psicológico. Como veíamos, la ropa que te pones, va a tener influencia en la percepción que los demás tienen de ti y en tu propia percepción,  por el significado simbólico de la misma y  por el hecho de llevarla puesta, al experimentar físicamente esa prenda.

 

Estos dos conceptos, la Cognición Corpórea y la Cognición Atávica, están en la base de lo que es el Coaching de Imagen ya que unen, perfectamente, las tres dimensiones que se trabajan con esta metodología: Interior. Cuerpo e Imagen estética.

 

Ya sabes, que para el Coaching de Imagen lo fundamental es buscar esas conexiones, para que la imagen que proyectes sea un fiel reflejo de lo que tú eres. ¿Y cómo?, te puedes preguntar.

Leer más

Tu luz propia, te hará brillar

Llevamos varias semanas donde la lluvia, el viento, los cielos grises y el mal tiempo, en general, dominan el panorama meteorológico de un día tras otro.

 

Aun, agradeciendo esa lluvia que no es tan necesaria, a mí me pasa que llega un momento en el que necesito ver la luz del sol para salir de ese entumecimiento al que me lleva este tiempo. Me sumerge en una especie de aletargamiento que incluso llega a restarme energía, me ralentiza, y si ya se prolonga en el tiempo, me agota y es cuando anhelo con mayor ímpetu ese sol. ¿Te pasa a ti lo mismo?

 

Esto me ha hecho caer en tres reflexiones. La primera, que valoras lo que tienes cuando ya no lo tienes. La segunda, que puede ocurrir que cuando tienes una cosa, la das como algo normal y le puedes restar esa importancia. Y la tercera,  que hay veces que, en nuestra vida, podemos poner el foco en ese “mal tiempo” y dejarnos contagiar por lo que eso conlleva, no viendo que detrás de la oscuridad hay luz.

Leer más